VVS >> 100 Halcones >> Reconocimiento >> Sokolov S.N. >> Informe
 

 

Heroe de la URSS, Capitán

S.N. SOKOLOV

"Corrección de fuego de artillería sobre las baterías de

artillería enemigas"

Informe del combate

Biografía del piloto

 

Combate realizado con: IL-2

Corrección del fuego de artillería de nuestras baterías para aniquilar las baterías de artillería enemiga

 

Fue en septiembre del 1944. Las defensas enemigas estaban construidas a lo largo de la cordillera de Cárpatos, en la zona de Uzhok, en Rusko-Lidzilabarze, Krosno.

 

Nuestro regimiento aéreo actuaba de forma conjunta con dos Brigadas de Artillería de la Guardia del RGK (Reserva del Mando Supremo), y les prestaba el apoyo técnico en aquel sector del frente.

 

Nuestra principal misión consistía en realizar misiones de reconocimiento fotográfico y visual, así como para corregir el fuego de nuestra artillería. El servicio de reconocimiento terrestre no podía aportar resultados esperados, dado que era complicado realizarlo en un terreno montañoso y cubierto por los bosques.

 

Las brigadas de artillería daban la mayor importancia a nuestro servicio de reconocimiento aéreo.

 

Como norma general, los objetivos de la misión se asignaban cuando nosotros ya estábamos en el aire.

 

Realizar misiones de reconocimiento aéreo y de corrección de fuego de artillería en un terreno como aquel tenia dificultades añadidas:

 

1)      Dificultades derivadas del relieve del terreno;

2)      Mala visibilidad desde bajas altitudes;

3)      Condiciones meteorológicas a menudo adversas;

4)      Durante el proceso de corrección de fuego de artillería no existe la posibilidad de escoger la ruta de vuelo segura.

 

En el mes de septiembre del 1944 a mi tripulación (navegante Starshiy Leytenant Krasulya) fue encargada la siguiente misión: despegar y dirigirse al sector de emplazamiento de nuestra artillería, establecer con ellos la comunicación por radio y seguir sus instrucciones.

 

Después de efectuar la minuciosa preparación en el aeródromo, despegamos con un avión IL-2. Íbamos escoltados por 4 cazas Yak-9.

 

Antes de llegar al lugar de emplazamiento del puesto de observación del jefe de artillería, el navegador estableció por radio la comunicación con ellos y recibió los objetivos de la misión: realizar la misión de reconocimiento para detectar las baterías de artillería enemiga operativas, y al detectar su posición, realizar la corrección del fuego de nuestra artillería para aniquilarlas.

 

Los objetivos cuya posición nosotros teníamos que detectar se encontraban en la ladera opuesta de la montaña, cerca de un poblado.

 

Decidimos realizar el reconocimiento volando a 1200m, dado que aquella altitud era la mas apropiada para detectar objetivos puntuales.

 

Cuando nos acercamos al sector, comprendimos que la tarea de detectar las baterías no será nada fácil, porque el sector que teníamos que reconocer se encontraba en el lindero del bosque, dirigido hacia las posiciones enemigas, lo que dificultaba las tareas de observación visual.

 

Decidimos entrar desde la retaguardia enemiga y por la parte del sol. Volamos, cambiando constantemente de rumbo y de altitud, en dirección hacia el territorio enemigo (hora 15:00, nubosidad 2-3 grados, altitud 1500m).

 

Nos alejamos 2-3km del lugar donde supuestamente deberían estar colocadas las baterías de artillería enemiga. De repente detectamos 3 fogonazos en el lindero del bosque, a unos 200-300m de una carretera.

 

Por la forma de los fogonazos, la batería aparentaba ser del calibre 152mm. Sin perder ni un solo instante, realicé un giro brusco y en descenso dirigí mi avión hacia el objetivo.

 

Desde 700m de altitud el objetivo se veía con toda claridad. Realicé un medio  viraje y fotografié la batería. Había 2 baterías de tres cañones en cada una. Las baterías se encontraban alejadas unos 200-250m una de la otra. Una de las baterías estaba con su personal operando, y en el bosque, a unos 300-400m de las baterías, estaban colocados los cajones con proyectiles y estaban estacionados 2 remolcadores.

 

El navegante transmitió las coordinadas del objetivo y llamó el fuego de nuestra artillería para realizar el tiro preliminar de corrección sobre ambas baterías simultáneamente, con un intervalo de 15 segundos.

 

Al cabo de 2-3 minutos nuestros operarios de artillería ya estaban preparados. Seleccioné la ruta de vuelo alejada hasta 4km del lugar, y comencé a volar en perpendicular a las dos cordilleras para dificultar el fuego de la artillería antiaérea enemiga.

 

La primera batería fue destruida con la segunda salva. El tiro de reglaje era realizado con 2 proyectiles, para poder detectar con precisión el momento de la explosión. La segunda batería fue destruida con la tercera salva.

 

En aquel instante el líder de los cazas de escolta nos informó sobre el acercamiento de cuatro FW-190. Ya estaban a nuestra vista. Nuestro trabajo estaba en el momento más culminante, y el líder de los cazas estaba muy consciente de ello.

 

El líder de los cazas ordenó a una pareja a seguir escoltándonos, y el mismo dirigió su avión contra los 4 FW-190 y los ató en combate. Poco tiempo después vimos como caía al suelo en llamas uno de los FW-190.

 

Nuestro Grupo de Artillería llevaba a cabo un fuego rápido sobre las posiciones enemigas. El resultado de nuestro trabajo ya era visible: explotaron los cajones de municiones, las baterías enemigas se cubrieron de humo y polvo.

 

Transmití por radio al puesto de artillería: voy a realizar el fotocontrol de los resultados del bombardeo. Ellos recibieron el mensaje, dado que por un tiempo intensificaron el bombardeo.

 

Mi avión estaba dotado de 3 aerofotocámaras AFA-21. Entré al objetivo a 600m de altitud y fotografié los resultados.

 

Mientras estábamos fotografiando los resultados del bombardeo, el navegante detectó la tercera batería enemiga que estaba compuesta por dos piezas de artillería. Enseguida transmitió las coordinadas al puesto de mando de nuestra artillería.

 

Toda la misión duró aproximadamente una hora. Estuvimos sobre el objetivo unos 35 minutos. Nuestro tiempo se estaba terminando. El comandante de la Brigada de Artillería coronel Brozgal nos envió los agradecimientos por el trabajo realizado. Cuando recibimos la orden de terminar la misión, nos dirigimos a nuestra base junto a los cazas de escolta.

 

Cuando revelamos los fotocontroles, se confirmó que ambas baterías enemigas fueron aniquiladas y sus municiones fueron detonadas. Los fotocontroles fueron enviados a los artilleros.

 

CONCLUSION:

Esta misión demostró que con una buena coordinación entre el navegante del avión y el comandante de la batería de artillería se puede lograr éxitos muy importantes, gastando muy poco tiempo y recursos.

 

 

FAE_Cazador / HR_Torero

 

 

 

RKKA