VVS >> Manuales >> Instrucción para pilotos de caza >> Principios básicos de la formación de un piloto
 
 

INSTRUCCIÓN PARA EL COMBATE AÉREO DE LA AVIACIÓN DE CAZA

ESCUELA SUPERIOR DEL COMBATE AÉREO DE OFICIALES DE LAS FUERZAS AÉREAS DEL EJERCITO ROJO

 

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA FORMACIÓN DE UN PILOTO MAESTRO DEL COMBATE AÉREO

 

Como es bien sabido, el combate aéreo se compone de la maniobra y del fuego.

 

El piloto de caza, que sabe dominar a la perfección las maniobras y el armamento de su avión, es el maestro del combate aéreo.

 

El piloto de caza, cuando se encuentra en el aire, siempre debe estar consciente de la amenaza de ser atacado.

 

El lema de un vuelo de combate debe ser el siguiente: búsqueda ataque comunicación ayuda.

 

La formula básica de un combate aéreo moderno es la siguiente: altitud velocidad maniobra fuego.

 

Para concluir un combate aéreo con éxito y eliminar al enemigo, el piloto de caza ante todo debe saber preparar su puesto de trabajo de manera inteligente y eficaz: ser primero en detectar al enemigo (antes de que el enemigo te detecte a ti) y durante la fase de aproximación lograr ventajas tácticas, y en primer lugar, lograr el factor sorpresa y la ventaja en altitud. Cuando el piloto detecta a su enemigo primero, evita la posibilidad de ser atacado por sorpresa por su parte y logra la oportunidad de efectuar un ataque por sorpresa: como norma general, este ataque no tiene riesgo para el piloto y permite eliminar a su adversario.

 

Un enemigo visible no es peligroso, pero un enemigo invisible amenaza con causar la derrota.

 

La ventaja en altitud, lograda durante la fase de aproximación, da posibilidad de ganar iniciativa en el combate aéreo, permite adelantarse al enemigo en cuanto a las maniobras y el ataque.

 

La táctica ofensiva de nuestros cazas veloces se basa principalmente en las maniobras verticales; las maniobras verticales son maniobras ofensivas. Y la base de las maniobras verticales es precisamente la altitud y la velocidad.

 

Por eso, la tarea de un piloto de caza consiste en saber dominar el arte de ganar altitud, así como en saber convertir esta altitud en velocidad, y viceversa. La calidad de las maniobras verticales depende en gran medida del conocimiento de las prestaciones de vuelo y de las características tácticas de su propio avión, así como de las habilidades del piloto en aprovecharlas a pleno rendimiento.

 

La eliminación del enemigo con el armamento es el objetivo primordial en un combate aéreo. Por eso, una maniobra complicada y en ocasiones prolongada, es efectuada en beneficio del fuego y esta enfocada en un solo objetivo: abrir el fuego con precisión y eliminar al enemigo. Por tanto, si el piloto no domina las maniobras a la perfección, no será capaz de abrir fuego con precisión, y viceversa: por mucho que el piloto sepa maniobrar, no sirve de nada si este piloto no es un excelente tirador aéreo y no sabe eliminar a su enemigo con toda la seguridad.

 

El piloto debe saber finalizar la maniobra de tal manera que le permita dirigir su avión hacia el enemigo e introduciendo mínimas correcciones, abrir fuego con precisión.

 

La maniobra debe ser razonable, y debe ser razonable precisamente respecto al fuego.

 

Para llevar el combate aéreo con éxito, el piloto de caza debe conocer a la perfección las prestaciones técnicas y las tácticas de sus enemigos. Esto le da la posibilidad de realizar la aproximación con la plena seguridad y asestar el golpe con la máxima precisión y en las partes más vulnerables del adversario.

 

Los pilotos de caza deben saber a la perfección como organizar una interacción constante y eficaz. La interacción es la mejor defensa contra los ataques enemigos y debe estar basada en el apoyo mutuo, en la ayuda y en la cohesión.

 

La iniciativa del piloto tiene una gran influencia sobre el grado del éxito logrado en un combate. Se necesita rechazar los modelos estándar en cuanto a la actuación y las tácticas. Un piloto con iniciativa es aquel piloto que actúa con un profundo sentido y acorde a la situación; es un piloto que toma decisiones y actúa de forma rápida y audaz, es un piloto que busca continuamente nuevos elementos tácticos, es un piloto que actúa de forma decidida y persistente, llevando sus ataques de manera decidida hasta su final lógico. El piloto no debe comportarse de forma mecánica o formal, sino que debe actuar de manera creativa para resolver las cuestiones que se plantean en un combate rápido y de manera inesperada.

 

La maestría del combate aéreo es lograda mediante el profundo conocimiento de los principios del combate aéreo, mediante la creatividad y la razón, y también mediante un excelente nivel de preparación.

 

Dicho lo anterior, la preparación de un piloto maestro del combate aéreo debe estar orientada en perfeccionar:

 

1) La constante búsqueda del enemigo y el combate con el, lo que garantiza que las acciones sean activas y muestra el gran espíritu ofensivo de un piloto de caza;

 

2) Saber lograr el factor sorpresa durante la aproximación con el enemigo para atacarle de forma inesperada. Dicho factor es el mejor medio para lograr la victoria;

 

3) Saber lograr la superioridad en altitud durante la fase de aproximación y ganar la iniciativa en un combate aéreo, saber imponer su voluntad al enemigo.

 

4) La excelente técnica del pilotaje aéreo, saber dominar su avión a la perfección, volar jugando con él; saber efectuar todas las figuras que es capaz de efectuar el avión. Todas las figuras pueden ser consideradas como figuras de combate, no existen otras. Cualquier figura o una parte de ella pueden ser utilizadas como una maniobra del combate aéreo;

 

5) Una gran maestría del tiro aéreo. El piloto debe saber eliminar a su adversario en el primer ataque. Hay que ser un maestro en efectuar primeros ataques;

 

6) Saber organizar la interacción de manera impecable. Saber conservar su puesto en la formación de combate, y no separarse en ningún momento y sin excusas.

 

7) El continuo perfeccionamiento bélico. Conocer a la perfección las tácticas de combate empleadas por el enemigo, así como nuestras propias tácticas y saber aprovechar la experiencia de nuestros pilotos más punteros, maestros del combate aéreo; siempre buscar nuevas formas del combate aéreo e imponerlas al enemigo, y nunca quedarse con lo conseguido hasta el momento. La maestría no tiene límite. Aflojar tu perfeccionamiento significa quedarte atrás. Y los que se quedan atrás, son derrotados;

 

8) La máxima exigencia a si mismo, la férrea disciplina militar y disciplina de vuelo son los factores que forman la base del éxito en un combate aéreo;

 

9) El piloto debe ser educado con el amor y la fealdad a su pueblo, a su Patria y a su Partido, desarrollando la constante voluntad de lograr la victoria y el desprecio hacia la muerte; cultivar la estabilidad moral y física.

 

La preparación del piloto debe estar basada en:

 

1) El estudio de la experiencia acumulada durante la Guerra Patriótica, el análisis de la experiencia lograda por nuestros pilotos más punteros, los maestros del combate aéreo;

 

2) Practicar todos los elementos en la tierra y en los simuladores. Hay que lograr que estos elementos sean efectuados de manera subconsciente;

 

3) Practicar todos los elementos en el aire, haciendo que las condiciones de vuelo sean aproximadas a la realidad bélica al máximo posible.

 

4) El profundo y sistemático trabajo del piloto sobre si mismo, bajo la dirección y control de sus instructores oficiales.

 
 

HR_Torero

 

 

 

RKKA