VVS >> 100 Halcones >> Pilotos de Shturmovik >> A.N. Prohorov >> Informe
 

 

Dos Veces Héroe de la URSS, Capitán de la Guardia

A.N. PROHOROV

"La importancia de la

escolta"

Informe del combate

Biografía del piloto

 

Combate realizado con: IL-2

La importancia de la escolta

 

Nuestro regimiento de asalto estaba emplazado en el aeródromo de Kasimovo, a 35km de Leningrado.

 

Mi líder  y yo, el actualmente Dos Veces Héroe de la URSS Mayor de la Guardia Alekseenko, recibimos orden de realizar la siguiente misión: en pareja, sin escolta de cazas, realizar la siguiente ruta: Uritsk Krasnoe Selo Krasnogvardeysk Pushkino. El objetivo de la misión era localizar la concentración de tropas y armamento enemigo en la principal dirección de avance de nuestras tropas. Teníamos que despegar de inmediato.

 

Era el segundo día de nuestra ofensiva. Como resultado de una exitosa operación realizada el día 15.01.44, nuestras tropas terrestres rompieron las fuertes líneas defensivas enemigas en el sector Uritsk Pushkino y avanzaron de 2 a 3 kilómetros.

 

Estábamos informados de que el enemigo no disponía de mucha cantidad de aviones y durante los días anteriores actuaba en pequeños grupos, formados por una cantidad de entre 2 y 4 aparatos Me-109 o FW-190.

 

En base a las anteriores misiones sabíamos que sobre la ruta nos íbamos a encontrar con una gran cantidad de medios de defensa antiaérea.

 

Las condiciones meteorológicas en la zona del aeródromo eran las siguientes: nubosidad de 10 grados, visibilidad menos de 1km, la cota de nubosidad a no más de 10 15km de altitud (el aeródromo estaba completamente cubierto por la niebla de madrugada). Pero en la zona de Leningrado y en el sector del objetivo las condiciones meteorológicas eran favorables: visibilidad de hasta 5km, cota de nubosidad hasta 1.100m.

 

ESQUEMA DE VUELO DE LA PAREJA DE SHTURMOVIK 17.01.44

Fig.83 (pulsar imagen para ampliar)

 

Los radiotransmisores de guiado y de aviso trabajaban con interrupciones. Efectuamos el despegue uno por uno y en base a las indicaciones de los instrumentos. En una espesa y continua niebla salimos a una zona despejada, allí nos reunimos y tomamos rumbo previsto.

 

Establecimos comunicación con el puesto de mando del Comandante de la División, y tras recibir permiso para proceder, comenzamos la ruta.

 

Nos encontramos con una fuerte oposición de los medios antiaéreos. Tuvimos que maniobrar y realizar ataques sobre algunos antiaéreos.

 

En el punto de cambio de rumbo sobre Krasnogvardéysk, donde se encontraba el aeródromo enemigo, detectamos a varios grupos de blindados, que en formación de combate se dirigían hacia el sector donde nuestras tropas habían roto las defensas alemanas.

 

Lanzamos nuestras bombas sobre los carros de combate y justo tras finalizar la transmisión por radio de los resultados de la misión de reconocimiento, de repente fuimos atacados por los Me-109 (Fig.83). Una pareja de Me-109 iba abajo y por delante de nosotros, camuflándose sobre el fondo del bosque, mientras la segunda pareja iba arriba y por delante de nosotros (se dirigían hacia nosotros en diagonal), camuflándose entre las nubes. Yo localicé a la pareja inferior, mientras que mi líder localizó a la pareja superior.

 

Atacamos simultáneamente: mi líder atacó a la pareja superior, yo ataqué a la pareja inferior.

 

La pareja atacada por mi líder, pasó de lado y me atacó por el flanco, dañando los controles de cola y el radiotransmisor. Tuve que maniobrar con el motor y los alerones.

 

Los 4 Me-109 se lanzaron sobre mí, atacando por parejas y haciendo tijeras. Me dañaron el motor, convirtieron en un colador las superficies alares e hirieron en la mano a mi artillero. A pesar de estar herido, mi artillero dio 4 ráfagas con éxito, derribando al líder de los Me-109 (no podía seguir disparando más dado que la cinta de munición estaba rota).

 

Los alemanes dejaron de atacarme. Aterricé con éxito en el territorio ocupado por nuestras tropas. Mi líder volvió a la base sano y salvo.

 

¿Cuales fueron las causas de este fracasado vuelo de combate, que pudo acabar peor para nosotros?

 

1. La infravaloración de las fuerzas enemigas. No le dimos importancia al hecho que al segundo día de nuestra ofensiva los alemanes concentrarían sus cazas en la zona del frente;

 

2. La ausencia de nuestros cazas de escolta y de patrullas aéreas sobre el campo de batalla, lo que dio la libertad de acción para los cazas alemanes;

 

3. El impreciso funcionamiento del radiotransmisor de guiado y de las radios de nuestros aviones;

 

4. No se le dio importancia a la posibilidad de mejora de las condiciones meteorológicas sobre el campo de batalla.

 

 

FAE_Cazador / HR_Torero

 

 

 

RKKA