VVS >> 100 Halcones >> Pilotos de Shturmovik >> I.I. Shatalin >> Informe
 

 

Héroe de la URSS, Capitan

I.I. SHATALIN

"Combate aéreo entre Shturmovik

y cazas"

Informe del combate

Biografía del piloto

 

Combate realizado con: IL-2

Combate aéreo entre Shturmovik y cazas

 

El típico combate aéreo realizado por un IL-2 es un combate defensivo, pero un IL-2 también es capaz de llevar a cabo un combate aéreo ofensivo contra bombarderos y aviones de transporte.

 

Los IL-2 deben evitar el combate aéreo con cazas enemigos.

 

Pero si el combate aéreo ha sido impuesto por los cazas enemigos, los IL-2 deben ponerse en una adecuada formación de combate y rechazar los ataques de manera coordinada.

 

La defensa debe ser activa, es decir, no se debe limitar únicamente a rechazar los ataques, sino que se deben realizar acciones oportunas para causar al enemigo el mayor daño posible.

 

En septiembre de 1943 durante el comienzo de la ofensiva de nuestras tropas, tras romper la “Línea Azul” en la península de Taman, nuestro regimiento prestaba apoyo aéreo a unidades terrestres.

 

En la zona de nuestra acción aparecían con frecuencia cazas enemigos. Por ello, estando en el aire, debíamos prestar la máxima atención para mantener la formación de combate del grupo. Pero en una ocasión no pudimos detectar a tiempo a los cazas enemigos, y nos atacaron cuando nuestra formación estaba demasiado alargada. Como resultado, yo fui victima de un caza, que en el primer ataque dañó mi avión. Y solamente gracias a mi artillero, que con sangre fría abrió fuego con precisión, no nos derribaron.

 

Al comienzo de la Guerra Patriótica no había suficientes cazas para escoltar a los grupos de IL-2, sobre todo en las temporadas de mucha actividad o cuando teníamos que actuar en pequeños grupos.

 

En el transcurso de un combate aéreo esta prohibido realizar giros bruscos e incrementar la velocidad, dado que esto puede hacer que la formación se rompa y como consecuencia, provocar bajas.

 

Para lograr el éxito en un combate, es muy importante tener en cuenta siguientes aspectos:

 

- elegir correctamente la formación de combate;

- la cantidad de aviones que forman parte del grupo;

- el nivel de pilotaje del personal que participará en la misión;

- la cohesión entre los pilotos y su experiencia en vuelos con los mismos miembros.

 

Para realizar un combate aéreo en cuarteto de IL-2, la formación de combate idónea es la “cuña”.

 

El día 9 de marzo de 1945, en el 2º Frente Bielorruso me ordenaron realizar la siguiente misión: bombardear y asaltar a las tropas enemigas que estaban retirando sus unidades y medios materiales hacia los puertos de Dantsig y Gdya (Gdansk). Nuestro cuarteto de Shturmovik estaba escoltado por 2 cazas La-5.

 

Al cruzar la línea del frente en la zona de la ciudad de Dirshau, nuestro grupo fue atacado por artillería antiaérea enemiga. Cuando aparecieron 8 cazas Me-109, la artillería antiaérea dejó de disparar. Fuimos informados por radio de la presencia de cazas en la zona. Cuando los alemanes se acercaron, el artillero aéreo St. Serzhant Pavlov indicó la posición de los cazas disparando una ráfaga con su ametralladora.

 

Nuestro grupo se puso en formación cerrada, para poder hacerles frente mediante el fuego concentrado de los artilleros. Los “Messerschmitt” atacaron el avión de St. Leytenant Truhov, que se había separado del resto del grupo para registrar mediante sus fotocámaras los daños que habíamos causado. A Truhov no le dio tiempo de ocupar su lugar en la formación, y en el momento del ataque se encontraba a 50m del resto del grupo. Los alemanes atacaron desde arriba y por la cola, y también desde arriba y en lateral, desde los escorzos 1/4 (22,5º) y 2/4 (45º). Se retiraban del ataque en trepada para evitar entrar en nuestra semiesfera delantera. Abrían fuego a una distancia de 300-500m

 

Los 2 cazas de nuestra escolta rechazaban ataques alemanes, a pesar de que una pareja de Me-109 los intentaba trabar en combate. Nuestros cazas realizaban sus ataques desde arriba y en la semiesfera trasera de los IL-2 con la posterior salida del ataque por delante de los IL-2 para ser cubiertos por nuestro armamento frontal; allí ganaban altitud y se ponían en posición de realizar el siguiente ataque.

 

Uno de los Me-109 se salió por delante de uno de los IL-2, pero trepó rápidamente. El joven piloto que en aquel momento estaba a su derecha no pudo abrir fuego, desaprovechando una clara oportunidad para realizar el ataque. Yo, por mi parte, no tenía posibilidad de realizar el giro, dado que estaba limitado por los aviones que iban a ambos lados de mí.

 

Durante el combate yo mantenía la velocidad de 280 – 290 km/h para que los demás pilotos (puntos) puedan mantener su correspondiente lugar en la formación de combate. Las tripulaciones de cada avión coordinaron sus acciones piloto-artillero. Los artilleros aéreos concentraban su fuego de manera coordinada. Como fruto de la coordinación entre las maniobras de los pilotos y el fuego de los artilleros, uno de los Me-109 fue derribado durante su salida del ataque.

 

Nosotros no perdimos ni un solo avión, solamente el avión del St. Leytenant Truhov recibió algunos daños.

 

Al cumplir con la misión, el grupo volvió a nuestro territorio. Al cruzar la línea del frente los cazas enemigos dejaron de atacarnos y se retiraron del combate. Todo nuestro grupo volvió a la base.

 

 

HR_Crash / HR_Torero

 

 

 

© RKKA